Reformar un piso pequeño para teletrabajo en tiempos de covid

La casa S es un proyecto de interiorismo para reformar un piso pequeño para teletrabajo en tiempos  del  Covid.

Como reformar un piso pequeño para teletrabajo

Indice

Cómo hacer que tu piso pequeño parezca más grande.

1. El tamaño del piso no importa si tienes  sensación de amplitud

Reformar un piso pequeño siempre es un reto. Debemos aprovechar al máximo el espacio y a la vez intentar que nuestro piso pequeño no resulte agobiante sobre todo si, además, trabajamos desde casa.

Estamos acostumbrados a pensar en metros cuadrados, pero la verdad es que el tamaño de un piso, no depende solamente de su superficie, depende de la sensación de amplitud que tengamos al estar en él. La sensación de amplitud puede conseguirse de las maneras que te explicaré a continuación

2. Maximiza la Luz decora con colores claros

Hace muchos, muchos años unos arquitectos decidieron por cuenta propia que cada estancia debía de tener una ventana. El tiempo les dio la razón pues ahora ya no se concibe un dormitorio sin luz natural. Todo lo que está iluminado por la luz del sol parece más grande. Y no porque se vea más que también, sino porque el sol cambia de lugar, y al cambiar también lo hacen las sombras de la estancia. Estos cambios en la percepción espacial.

Nos gustaría emplear los colores primarios (magenta, amarillo, azul) porque son los principales. De ellos se derivan todos los demás colores. Lo malo es que nos parecen demasiado fuertes, asi que hemos hecho nuestra propia adaptación y hemos decidido que nuestra paleta estaría compuesta, por los colores pastel que mejor se adaptan.

La psicologia del color en pisos pequeños

La pintura de las superficies, utilizando diferentes materiales o aplicando distintos revestimientos. Los colores más claros y fríos hacen que el espacio parezca más grande, mientras que los colores más oscuros hacen que parezcan más cerrados y pequeños a la vista. La disposición de los colores o texturas en un entorno cambian su perspectiva, haciendo que la habitación parezca más alta, más larga, más ancha o resaltando un elemento en particular.

En la imagen anterior podemos ver las distintas maneras que tenemos de transformar la percepción de una casa pequeña simplemente con el color.

  1. Si aplicamos un color  claro a una estancia pequeña, esta estancia se vuelve más grande

Aplicando un color oscuro  esta se compacta.

Si queremos bajar el techo debemos pintarlo de un color oscuro.

Si queremos estirar el espacio y elevar el techo, entonces debemos pintar los paramentos de un color más oscuro.

Para aumentar el ancho pintamos el fondo y el techo de nuestro piso pequeño de un color oscuro.

Si en cambio el tono de las paredes laterales es más oscuro entonces, estas parecen estrechar el mismo

Si el cuarto es demasiado largo, y queremos traer la pared hacia nosotros, debemos volverla más oscura

Si destacamos la pared del fondo esta se aleja, pero el ojo se fijará más en ella.

Para acortar las paredes debemos aplicar un color oscuro en la parte inferior

 

3. Integrar zonas en pisos pequeños si, pero no solo.

Tener la oficina en casa puede ser un lujo a la hora de conciliar vida laboral y personal, para evitar gastos en transporte o qué se yo, por el simple placer de tomar café en nuestra taza preferida y con las pantuflas en los pies. Los espacios abiertos tienen la virtud de  cambiar nuestra percepción espacial, pero esto no se consigue solamente integrando la cocina en el salón, eso es lo básico pero podemos adoptar otras medidas muy efectivas:

4. Espacios flexibles

El espacio debe tener la capacidad de cambiar. Debemos conseguir tener perspectivas y ejes visuales amplios, visiones tangenciales de otras zonas de la casa. O incluso recorridos alternativos para llegar a una zona concreta.

La idea es que tu mirada no experimente espacios cuadrangulares fijos.

No debemos pensar en estancias, debemos pensar en relaciones.

4. Visiones tangenciales

F. LL Wright se descubrió que si uníamos dos cuadrados por su vértice, es decir si eliminábamos una de las esquinas, el espacio se percibía de manera muy diferente.

 

Esta destrucción de la caja cambia lo estático en dinámico y esto es muy importante a la hora de ampliar los límites de una zona.

Fíjate en nuestro salón, desde el sofá podemos ver la cocina y más allá el exterior, podemos percibir la zona donde teletrabajamos,  atravesarla y llegar al dormitorio.

 

Si te fijas, al reformar nuestro piso pequeño para teletrabajo  hicimos que la cocina no fuera abierta ni es cerrada, sino ambas cosas. Con esto proporcionábamos a nuestra casa la flexibilidad y uel cambio que necesitábamos.

Cuando la cocina está cerrada por las puertas correderas, la  mesa del comedor vinculada a la zona de salón puede funcionar como mesa de reuniones y el sofá como sala de espera.

¿Quién es el pájaro?

Un estudio para teletrabajar luminoso y conectado con el salón

Dado que  el piso es pequeño, unos 60 m2 más o menos, contábamos con muy poca superficie para dedicárselo a la zona de estudio. Queríamos una zona de teletrabajo luminosa y sabíamos que dadas las condiciones del piso debía ocupara la zona inmediatamente contigua al salón. La estrategia fue diseñar esa separación con el salón para que fuera lo más blanda posible.

La clave fue, separar sin cerrar.

Para no  teletrabajar en el salón...

Hasta la llegada del COVID el teletrabajo era algo que sólo podían permitirse los de "estilo nórdico". Bueno, ellos, y los que para reducir gastos decidían trabajar en casa más por necesidad que por convencimiento. Hoy en día el teletrabajo parece que ha venido para quedarse pero mientras tanto  lo que se ha hecho casi por unanimidad es montar una oficina en el salón. pues es el espacio a menudo más grande y mejor iluminado.

Nosotros lo teníamos claro: NO QUERÍAMOS TRABAJAR EN EL SALÓN !!!!!

Nos dimos cuenta, que, si llevábamos el tabique del estudio hasta el techo, penalizábamos mucho nuestra zona de trabajo. El espacio se convertía en un tubo. Es decir nuestro estudio parecía mucho más estrecho. Decidimos, por tanto, no llevarlo al techo y crear una relación visual directa con el salón pero también con la ventana que tiene el mismo. De esta manera, lográbamos que nuestro estudio para trabajar en casa no tuviera una ventana, sino dos, al igual que nuestro salón. Ambos espacios aparecerían vinculados, mucho más iluminados pero independientes.

Independizar la zona de trabajo del resto de la casa favorece  la concentración y además, al ser un espacio independiente, es posible desgravarnos los gastos, bueno, al menos en teoría.

 

¿Quién es el pájaro?

 

Un piso pequeño con vestidor

Nos duchamos y luego, nos vestimos. A algunos les gusta llevarse la ropa al baño para no andar de aquí para allá con la toalla puesta, y otros prefieren volver al dormitorio.

En este caso, la ideaza fue colocar la ducha con dos puertas, una hacia el baño, la otra hacia el vestidor.

Se puede entrar a la ducha desde el baño, o desde el vestidor.

Ya has visto que reformar un piso pequeño para teletrabajo en tiempos de covid no es complicado si se tienen las ideas claras y se estructura correctamente. A continuación te dejo algunas unos cuantos enlaces relacionados que quizas te interesen, échales un vistazo y si tienes alguna duda

Pregunta, es gratis 😉

Summary
Article Name
Reformar un piso pequeño para teletrabajo en tiempos de covid
Description
La casa S es un proyecto de interiorismo para reformar un piso pequeño para teletrabajo en tiempos  del  Covid. Galería de imágenes.
Author
Publisher Name
DQarquitectura
Publisher Logo
Call Now Button